Blockchain en marketing digital

0
104

Con esta tecnología, que permite la transferencia de datos de una manera completamente segura, es el momento de descubrir cuáles son sus usos en el Marketing Digital y aprovecharlo en su estrategia.

Blockchain contribuye a una gran novedad. Y es que esta transferencia no necesita de un intermediario que compruebe y apruebe la información, sino que está distribuida en diversos nodos independientes entre sí que la registran y validan. Así, una vez que la información es introducida no podrá ser borrada, solo se podrán añadir nuevos registros. Además, no será legitimada a menos que la mayoría de ellos se pongan de acuerdo para hacerlo.

Adiós a las falsificaciones. Con los productos dentro de la cadena de bloques se podría hacer un seguimiento desde su fabricación hasta su destinatario. De este modo, podríamos verificar que lo que compramos no es una copia. Esto hace más fuerte a la marca y eliminaría el posible miedo del consumidor a comprar algo falsificado.

Hasta ahora si una empresa se proponía hacer algo, no se podría más que confiar en su palabra para estar seguros de que se cumpliría. Esto cambia con el Blockchain y sus contratos inteligentes, es decir, que se cumplen automáticamente una vez que las partes han acordado los términos. Estos no se pueden destruir. Un papel se puede robar, desaparecer, quemarse, etc. Con Blockchain la “promesa de la empresa” es responsable y pública.

El debate actual con respecto al Blockchain y el marketing digital se centra en qué hacer si el usuario quiere cobrar por ofrecer sus datos o por recibir un anuncio. Y es que, claro, en el universo de la cadena de bloques cada usuario es propietario de sus datos. Así que, por ejemplo, si una marca quiere hacer llegar un mensaje a un usuario esta tendría que preguntarle. El consumidor pondrá precio a la transacción. Y habría que pagar al usuario, pero no al medio en el que se muestra el anuncio. A raíz de esto se tendría un usuario más fiel (especialmente si ha decidido ofrecer sus datos).

Entre sus muchas aplicaciones, en el marketing digital podría servir para crear una “red” descentralizada para la gestión, sin intermediarios. En este ejemplo, los usuarios que forman parte de esa red, serían los encargados de validar y distribuir estas campañas siendo recompensados por esta tarea. Podría también aplicarse a las compras online, pudiendo realizar un seguimiento de cualquier producto desde su fabricación hasta el consumidor final, certificando todo el proceso y evitando las falsificaciones de producto.

Estos son solo algunos ejemplos de las múltiples formas en las que Blockchain puede aplicarse para conseguir incrementar la confianza en el entorno digital con el objetivo de beneficiar al usuario. En el futuro próximo de internet, Blockchain jugará un papel principal. Sobre todo se presenta como una gran oportunidad para aquellas empresas que se adelanten e implementen de forma pionera esta tecnología en sus procesos.

«La cadena de bloque es un libro digital incorruptible de transacciones económicas que pueden programarse para registrar no sólo transacciones financieras, sino prácticamente toda transacción o información que sea de valor».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí