Ahora Panamá: China amplía su influencia en Latinoamérica

0
562

Este 9 de diciembre se tiene prevista una visita del máximo mandatario chino a Panamá, será la primera vez en que un jefe de estado de esa nación pise suelo panameño. Muchos han especulado sobre la estrategia que tiene Xi Jinping con América Latina, en la que la superpotencia mundial está buscando crecer su influencia económica por medio de la astucia diplomática.

China tiene interés en el Canal de Panamá por su valor de ser una vía fluvial interoceánica muy importante comercialmente. Jinping ha querido aprovechar el momento, ya que hace apenas 18 meses Panamá anunció próximas colaboraciones diplomáticas con Beijing y rompió relaciones con Taiwán, rival comercial de China.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, ha estado firmando varios acuerdos culturales, migratorios y económicos con China, muchos de los cuales no han tenido la transparencia que se esperaría, lo que ha puesto a los panameños a la expectativa. Dicen que su plan es la colonización y que no serán capaces de defender su autonomía en muchos aspectos. Además, hay rubros que exigen cuidado, como las prácticas de espionaje de China, sus préstamos predatorios y su sistema autoritario. Con la salida de Estados Unidos de la región esto podría magnificarse.

Panamá parece no estar protegiendo la autonomía de sus negocios, ya que en septiembre salió a la luz la prenegociación del Plan de Varela, en el que se le entregaría a China una propiedad colindante a la entrada del Pacífico al Canal de Panamá para la construcción de su nueva embajada. Se ha criticado que con ello se devolvía una docena de bases militares a China y se le transferiría el control de la vía fluvial. Ante la presión pública, el presidente panameño retiró avergonzado la oferta, pero en compensación le facilitó a China rascacielos en la ciudad de Panamá para que pusiera oficinas.

Varela defiende que sus nuevas relaciones con China no tienen por qué generar tensiones con Estados Unidos ni desconfianza entre sus ciudadanos, ya que Panamá es un país neutral y soberano, con las puertas abiertas al mundo. No se sabe qué podría pasar con la neutralidad del canal si la influencia de China sobre él aumenta demasiado, pero se adivinan sus tácticas económicas, más que militares, con fines de obtener de Panamá servicios de operadores portuarios y de envío.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí