El vino puede aprovecharse como biocarburante

0
461

Durante una reunión en el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal de Tomelloso, Ciudad Real, la Sectorial Vitivinícola de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Castilla, La Mancha, ha propuesto destinar a la creación de biocarburantes aquellos vinos que no estén apegados a la reglamentación de calidad y los procedentes de explotaciones que superen los rendimientos marcados por la norma comunitaria.

Actualmente es posible que organismos como la ASAJA exijan medidas como estas, gracias a que la tecnología ha desarrollado procedimientos para utilizar las toneladas de residuos que generan cada año las productoras de vino. Se lo conoce como orujo de uva a esos residuos que contienen las pieles, pulpa seca, semillas y tallos, luego de que la uva es prensada y se extrae el mosto. Hay muchas productoras de vinos que utilizan el orujo de uva para elaborar otros licores y aguardientes y otras lo venden a empresas destiladoras para que los procesen.

La elaboración del biocombustible emplea un método de extracción de ciertos compuestos y su fermentación para la recuperación del hidrógeno, con el que se puede producir electricidad en celdas de combustible. También se aprovecha el metano de las vinazas en aguas residuales, con el que se puede generar un biogás llamado biometano con usos potenciales como gas natural, así como la obtención de etanol, que puede ser una alternativa a los derivados del petróleo. Las vinazas son el líquido que se genera a partir de destilar el mosto, son ricas en potasio, fósforo, azufre y nitrógeno.

El orujo de uva también puede utilizarse como fertilizante de la vid, como alimento para ganado y para la elaboración de productos cosméticos y aceites. Pero el uso que se ha estado perfeccionando con mayor interés últimamente ha sido el de la extracción de compuestos útiles para generar combustibles. Incluso algunas bodegas emplean esos mismos combustibles para abastecer de energía sus instalaciones, lo que las vuelve autosustentables.

Con estos procesos se puede generar un gran ahorro y aprovechamiento de los aditivos naturales disponibles en las bodegas de vinificación, así como un mayor control de los desechos que genera esta industria.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí