Ventajas y desventajas de las stablecoins

0
1033

Recientemente, las compañías Paxos Trust Company y Gemini Trust Company, contando con la aprobación del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York, emitieron dos monedas estables que pretenden reunir los beneficios de ambos mundos: del ecosistema de dinero virtual y del mundo de las monedas fiduciarias corrientes.

Hay un debate sobre si realmente son criptomonedas, ya que podrían describirse mejor como monedas digitales estables, emitidas sobre una blockchain, de bitcoin o ethereum, vinculadas al dólar estadounidense por medio de un depósito de garantía que pretende que la relación sea de unidad por unidad.

Hay tres tipos de stablecoins según su emisión. Para emitir una moneda de precio estable se pueden emitir tokens, que representan el dinero fiduciario depositado como garantía; también pueden crearse colateralizadas en referencia a una criptomoneda o no colateralizadas con ellas, sino incorporando un banco central algorítmico a fin de que obtengan estabilidad. Entre las respaldadas por dinero fiduciario tenemos Tether, TrueUSD, Gemini Dollar, AAA Reserve, Stably, Paxos Standard, Currencu, Blobcoin y Stronghold. Entre las respaldadas por criptomonedas podemos mencionar a BitUSD, Maker y Haven y entre las respaldadas por algoritmo tenemos Basis, Reserve y Carbon.

Sus defensores y desarrolladores las llaman “criptomonedas de precio estable”; sin embargo, están muy alejadas de la esencia de las criptodivisas, por ser centralizadas, por requerir de supervisión para asegurar su fiabilidad y por ser censoras del flujo de monedas.

Entre los beneficios están su mayor estabilidad gracias a las garantías que se mantienen en reservas fiduciarias y que soportan los colapsos de los criptoactivos, el hecho de que se facilitan las transacciones de criptotrading, su liquidación y compensación y la movilidad de fondos, con la seguridad criptográfica brindada por su blockchain. Y entre sus desventajas están que no es posible una escalabilidad del esquema, ya que los costos de oportunidad hacen inviable la masificación de su operación. Además, cuando se quiere volver a hacer la conversión (de stablecoin por su moneda de respaldo) hay que enfrentar un lento sistema burocrático, sin mencionar que su funcionamiento requiere de auditores externos que garanticen la existencia de fondos de dinero en la paridad acordada. Llamadas monedas estables, paradójicamente no brindan la misma seguridad que las criptomonedas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí