EL PRODUCTO MÁS INNOVADOR EN LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ EN MÉXICO.

David y Goliat. La apuesta de Jorge Martínez con Zacua, el primer coche ELÉCTRICO

0
562

Jorge Martínez es Director Ejecutivo de Zacua y Copemsa. Lleva 18 años trabajando en uno de los proyectos con más proyección para el 2018: el primer coche eléctrico mexicano. Zacua lanza 100 coches este año y ya prepara el doble para el 2019. Sus metas apuntan a promover este nuevo vehículo en una Ciudad de México hipercontaminada que precisa este tipo de innovaciones con urgencia.

Ambos modelos son de dos plazas. Hiper versátil, pequeño y audaz. Con muchos reflejos. Permite que toda la gama de edades se dé un gusto y tome el camino hacia el uso de energías no contaminantes.

Cuéntanos sobre los vehículos Zacua, cuál es el concepto.

Queremos usar algo evocativo de México. Zacua es un ave endémica, fundamentalmente mexicana. Era el ave favorita del emperador Moctezuma, y fue muy querida por los españoles. Nuestros vehículos son 100% eléctricos y cumplen con los estándares de seguridad y exigencia de la movilidad urbana. Zacua es un estado de ánimo construido desde una sociedad mexicana y empresariado nacional con una enorme experiencia comprobada en la industria automotriz, con gran cultura de proveedores y reconocimiento mundial. Zacua es una muestra de rebeldía y la prueba de capacidades propias.

¿Por qué decidieron competir con marcas extranjeras desde México? ¿Qué se necesita para realizar este tipo de emprendimiento y salir airoso?

Yo no lo plantearía en términos de competir con esos gigantes. Es una propuesta y una provocación. No vamos a jugar en la cancha de la competencia en la industria automotriz. Hemos encontrado la manera de hacer una propuesta en el marco de una concepción más holística en movilidad. Desde Copemsa vimos la totalidad de los conductores de la megalópolis, ya que administramos 9 millones de operaciones al mes y entendemos los patrones de movilidad del conductor mexicano. La gente repite patrones en sus viajes y nosotros tenemos esa información. Como hemos generado 50 millones de boletos, te garantizo que conocemos la totalidad de los conductores de la región. Ahora vamos a facilitarles el acceso al coche eléctrico. Para eso dotamos la infraestructura con estaciones de recarga. La gente que compre Zacua sabrá claramente cuánto dura y dónde cargar. El auto rinde más de tres días de movilidad. Además, cargas mientras duermes. En casa si es de noche, y en los estacionamientos de Copemsa cuando es de día. Esto es mucho más que un lanzamiento, vamos a facilitar toda una experiencia holística y abarcadora. Por eso empezamos con un nivel de producción que parece breve pero que en realidad no lo es, pues en México se venden alrededor de 300 vehículos eléctricos al año. La verdad esta no es una propuesta conservadora. Sí es viable, de eso no hay duda.

¿Qué implica ser la primera armadora 100% mexicana?

Implica un enorme compromiso. Teníamos temor sobre la aparente percepción mexicana del malinchismo. Para nuestra sorpresa, el resultado fue el opuesto. Creo que ayudó lo que pasa más allá de las fronteras en el norte, o con otros fenómenos de política interna. Lo cierto es que la respuesta ha sido espléndida. Lo que más le gusta a la gente es que el coche sea mexicano y que nos hayamos atrevido. También significa cumplir un sueño en un negocio que no suele ser divertido, a nadie le gusta pagar estacionamiento. La idea era también cumplir con una vocación social que se puede canalizar desde la iniciativa privada. Nuestro proyecto tiene esa marca. Queremos llevar de la mano a cada comprador. Hacer una bitácora con él. Es un plan beta. Queremos hacer retroalimentación con nuestros usuarios. Tenemos el compromiso de las 100 unidades para este año y las 200 para el próximo.

 

¿Por qué han elegido a Puebla como planta de ensamblaje y cómo puede beneficiar al estado esta innovación mexicana?

Pensamos en varias cosas. El gobierno estatal se ha portado espléndidamente y nos han dado facilidades. La razón fue geoestratégica, por la cercanía. Puebla tiene una enorme cultura de proveedores y, además, nuestra familia tiene inversiones importantes en desarrollo inmobiliario. También hay un elemento de retorno: la familia, ya que de mi papá es de origen poblano.

Se dice que buena parte de la contaminación se debe a los combustibles fósiles, ¿cuál es la postura de Zacua respecto a esto?

Muchos citadinos padecemos la demanda de las megalópolis. Creemos que es un tema de corresponsabilidad, de conciencia. Hay que mirarse en el otro y hacernos cargo de la parte que nos toca. Zacua es un gran aporte. Necesitamos salir de la zona de confort. Damos por sentadas cifras, se dice que no hay mucho que hacer para revertir el daño que hemos hecho al planeta. Pero tras las estadísticas hay decesos, enfermedades bronco-respiratorias y una serie de efectos colaterales que provienen de la quema de carbón. Cada cifra de esas estadísticas tiene un nombre y apellido. Si somos capaces de devolver a las cifras el nombre y apellido de cada uno, los consumidores vamos a pensarlo mejor cuando salgamos a la calle. Hay que apuntar hacia lo eléctrico y no seguir quemando carbón.

Cuéntanos sobre los beneficios que trae la vinculación de Zacua y Copemsa para los futuros compradores.

En términos de infraestructura nuestro plan es ambicioso. Copemsa es un subyacente que brinda una enorme estabilidad por la cobertura y la infraestructura territorial. En la familia aprendimos que los proyectos de trascendencia no se plantean pensando en utilidades cortoplacistas. Se requiere calma, inversión sostenida por años y no se trata de utilidades prontas. No somos precoces. Acostumbramos a hacer planes de mayor alcance. Apuntamos a una inversión de ritmo paulatino para que esto se vuelva parte del paisaje y puedas cargar en cualquier estacionamiento. No somos vendedores de coches convencionales, sino que somos parte de una tribu fundadora y red social mucho más orgánica. Zacua tiene un kit de bienvenida que te hace parte de una familia verde y tienes 100 cargas gratuitas para que vayas acostumbrándote al nuevo sistema. Se trata de formar un ánimo y un club verde donde desarrollemos un estado de conciencia.

Cuál será el precio del coche eléctrico y su relación costo-beneficio respecto a las marcas extranjeras.

Sobre 560.000 pesos. Hay que pensar en varias cosas. Los vehículos eléctricos, por el momento, son más costosos que los de combustión en el primer desembolso. Esto no significa que sean más caros por la inversión. Si piensas que el banco de baterías importa alrededor del 20 por ciento del precio final, ahí está la primera parte de la respuesta. Con todo, en términos comparativos, estamos al menos un 25 por ciento abajo del siguiente escalón, cuya marca no voy a decir. Les va a costar mucho trabajo encontrar un vehículo eléctrico con la disponibilidad, facilidad y rapidez con la que lo vas a encontrar en Zacua. No sé por qué. Eso tendrás que preguntárselo a otros. Zacua es mucho menos costoso que el resto. Y en términos de costo-beneficio, los vehículos eléctricos no tienen por qué descomponerse. Pueden llegar a tener hasta 9 o 10 veces menos componentes que los vehículos de combustión. No tienen por qué sufrir las descomposturas de los vehículos de combustión. Cuando ves la parte de todos los costos asociados a ser propietario de un vehículo – sobre todo la gasolina – vas a encontrar que en términos de años sale mejor el vehículo eléctrico. Poca gente piensa que si un día de la semana ese vehículo no circula por contingencia, es dinero perdido. Con Zacua podrás usar tu coche a diario y no perderás entre el 15 y 17 por ciento de su valor. Esa cuenta no la saca casi nadie. Si tu coche costó un millón, pierdes una gran parte de tu inversión. Hay vehículos que, sólo con ese día, pagan el diferencial de gasolina por todo el año.

Las grandes agencias que crecieron con el siglo XX están agotadas. Son despliegues inmobiliarios con grandes costos asociados que acaba pagando el comprador y que contaminan muchísimo. En esta agencia encontrarás un punto de venta por ciudad, que a la vez será un punto de encuentro de personas interesadas en innovación, tecnología, vida.

Ambos modelos son de dos plazas. Hiper versátil, pequeño y audaz. Con muchos reflejos. Permite que toda la gama de edades se dé un gusto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí