Phishing, el arte del engaño informático

0
107

Hoy en día nos encontramos en una dinámica compleja en cuanto a seguridad informática se refiere, pese a las normativas mundiales que ya existen para proteger sitios web y otro tipo de sistemas informáticos a través de instituciones legalmente establecidas, son casi de igual número la cantidad de delincuentes informáticos los que se encuentran actualizados en temas de hackeo y principalmente, Phishing.

Pero, ¿sabes lo que significa?

El arte del engaño

El Phishing es un procedimiento dentro de la ingeniería social usada por los delincuentes cibernéticos para capturar información confidencial (datos de tarjetas de crédito, nombres de usuarios, contraseñas) haciéndole creer a la persona que se trata de un dominio confiable y legal.

Para ser más claros, este método consiste en el ejercicio de duplicar un sitio web logrando que los visitantes crean que se encuentran dentro de la página web original. La vía por donde llega el engaño es a través del correo electrónico, pues por lo general, este tipo de correos  contienen la información y los enlaces hacia la página falsa con idéntica apariencia a la original. Tras haber logrado el cometido de acaparar la atención del usuario, estos hackers maliciosos obtienen el registro con los datos personales del individuo, lo que les proporciona los accesos cuentas de todo tipo y realizar las estafas, robos y fraudes.

Cómo prevenir el Phishing

Ahora te daremos algunas de las recomendaciones principales para evitar que caigas en las redes de estos estafadores.

Los pasos son los siguientes:

  1. Evitar spam. Es el canal principal al que recurren a través de mensajes o invitaciones falsas.
  2. Rechazar y evitar los archivos adjuntos de estos correos.
  3. Verifique la autenticidad del correo. Revise la cuenta de procedencia (correo emisor), firma y datos de contacto.
  4. No haga clic en ningún mensaje de correo. Ingrese manualmente a través del sitio web oficial. Este paso se recomienda cuando se trata de alguna institución bancaria o en lugares donde se solicita información personal (nombre de usuario, contraseña, número de tarjeta, PIN).
  5. Tome en cuenta que ninguna instancia bancaria o con giro financiero le pedirá datos confidenciales por correo, teléfono, fax o algún otro canal informal o con poca seguridad.
  6. El dominio original de un sitio debe iniciar con https y no con http, algo muy común y riesgoso.
  7. Jamás responda a las solicitudes de datos personales que llegan a su bandeja de correo. Una empresa legal tiene diversas formas de contacto con sus clientes, la última opción será el correo electrónico precisamente por la endeble seguridad que presenta este formato de comunicación.
  8. Si tiene dudas acerca de la legitimidad de algún correo electrónico, comuníquese con la compañía que le hayan proporcionado con anterioridad y de forma personal, jamás llame a los números que le proporcionan dentro del cuerpo de mensaje del correo dudoso.
  9. El formato de correo electrónico es el canal más vulnerable de interceptar. Nunca envíe contraseñas, número de tarjetas o información confidencial por este medio.
  10. Utilice antivirus y firewall como protección. Este método si bien no evita que se filtren correos falsos, le ayudará a detectar virus o conexiones entrantes y salientes no autorizadas.

Tome en cuenta cada punto de esta nota, pues muchas de las observaciones y recomendaciones pueden ser la diferencia de que su información financiera, empresarial y personal, se mantenga bajo resguardo. Evite ser víctima de estos delincuentes cibernéticos y tómese el tiempo de revisar y atender este asunto de seguridad digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí