¿Tiro mortal en la guerra tecnológica Estados Unidos vs. China?

0
1742
¿Tiro mortal en la guerra tecnológica Estados Unidos vs. China?

Por Ricardo Carreón

Recientemente, se dio a conocer que el Gobierno Norteamericano está colocando al gigante chino Huawei en su lista negra de países, organizaciones y empresas a las que prohíbe la exportación de tecnología de empresas norteamericanas. Este es un duro golpe para Huawei, del que difícilmente saldrá con la misma posición de mercado que tiene actualmente.

Paso a paso, la famosa guerra comercial que ha desatado la administración de Trump contra China está convirtiéndose en una batalla de múltiples dimensiones; ya tiene tintes políticos, militares y, sin lugar a duda, tecnológicos.  Es importante recordar que, hoy en día, Estados Unidos ya no es la primera potencia mundial en algunas industrias importantes; China, por ejemplo, tiene ventaja competitiva frente a Estados Unidos en la venta de celulares y automóviles, ubicándose como el mayor mercado del mundo.

Estados Unidos continúa siendo líder en algunas industrias que están liderando la generación de riqueza global como la de tecnología.  En esa industria, las mayores empresas del mundo continúan siendo norteamericanas, seguidas por sus oponentes chinas.

Huawei opera en dos mercados importantes: la infraestructura de redes de comunicaciones, vendiendo equipos de redes para los mayores operadores de telecomunicaciones y en el mercado de teléfonos celulares.  En infraestructura, Huawei es el fabricante número 1 del mundo, el líder indiscutible.  Actualmente, se encuentra al frente de la transición hacia el 5G que dará un salto a la capacidad de las redes de telefonía celular.  En el mercado de teléfonos celulares, Huawei es el proveedor número 2 del mercado, justo detrás de Samsung.

Podemos decir que el efecto en el mercado de equipos de telecomunicaciones es que los grandes operadores de telefonía en los Estados Unidos dejarán de utilizar Huawei como su principal proveedor; esto trae riesgos no sólo para Huawei, que verá su mercado reducido significativamente, sino también tiene implicaciones negativas para la velocidad de adopción de redes 5G.  Es muy probable que aún con Huawei fuera de escena, sus competidores no tengan la capacidad de absorber la demanda de equipos 5G tan rápidamente, incluso, para las propias empresas de telecomunicaciones, cambiar de proveedor de infraestructura de red tan rápidamente no es tarea fácil.

La decisión de colocar a Huawei en la lista negra por parte de la administración Trump no ha sido transparente ya que no ha habido ningún juicio, ni se ha demostrado en la corte que Huawei facilita el espionaje de China sobre los Estados Unidos; la decisión es del ejecutivo, es decir, del presidente Trump.  Como tal, no son públicos los motivos que llevaron a colocar a Huawei en la lista negra, aunque Trump cita motivos de Seguridad Nacional para sustentar la decisión. De hecho, el actual mandatario, ya llevaba meses alertando a sus aliados, principalmente europeos, de que no compartiría secretos con ellos, por ejemplo, secretos militares, si optaban por construir sus redes 5G con infraestructura Huawei.  Realmente, sólo hay dos competidores grandes para redes 5G, además de Huawei: Nokia y Ericsson.

Hoy en día existen múltiples opciones de telefonía celular incluyendo a Apple y Samsung, además de muchos fabricantes norteamericanos, europeos, asiáticos e, incluso, chinos.  Actualmente, Huawei depende del sistema operativo Android de Google.  El sistema operativo es muy importante debido a que los usuarios tienden a soportar muy pocos sistemas operativos móviles. En prácticamente toda la historia reciente, han habido dos jugadores de sistemas operativos móviles y, quizá, un tercero con un tamaño mucho menor (como lo fue en su momento Windows Mobile).  Es difícil para Huawei, aún con su tamaño, convencer a los usuarios de adoptar un nuevo sistema operativo que sea diferente a IOS y a Android, además, no sólo se trata del sistema operativo, también de aplicaciones clave como correo electrónico, mapas, búsquedas, etc.  En muchas de estas aplicaciones móviles, Google es uno de los proveedores líderes.  Aún en dispositivos con el sistema operativo IOS de Apple, las personas prefieren buscar con Google y usar Google Maps en vez de la aplicación de Mapas de Apple.  En China esto cambia, porque muchas de estas aplicaciones tienen proveedores locales, lo que elimina la dependencia de Google por parte de Huawei.

Volviendo a los efectos globales sobre Huawei, la restricción sobre ventas de equipos en Estados Unidos y, eventualmente, con sus aliados, colocaría a Huawei en una gran desventaja en los países más ricos del mundo; su mercado se vería reducido a Asia, África y América Latina.  En el caso de los teléfonos celulares, la dependencia de Huawei con respecto a Google es menor en China ya que las apps de Google como Google Maps y Gmail, no funcionan en dicho país.

Sin embargo, parece que la guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha extendido al ramo tecnológico y Huawei es el primer blanco en la ofensiva norteamericana.  ¿Saldrá Huawei viva de esta guerra?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí